Colombia sorprendió y derrotó 1-0 a Brasil en la Copa América


Colombia venció a Brasil y sumó su primer triunfo en la Copa América 2015


Colombia derrotó hoy a Brasil por 1-0 en un intenso partido por la segunda fecha de la Copa América 2015 que se decidió con un gol del defensa Jeison Murillo en el minuto 35 del primer tiempo.

Colombia, que había perdido ante Venezuela en el debut, iguala así a tres puntos en el Grupo C con Brasil, que tras 11 victorias seguidas sufrió hoy la primera derrota desde que Dunga se hizo cargo del equipo después del Mundial del año pasado.

El equipo de José Pekerman se tomó de alguna manera la revancha de la derrota ante Brasil en cuartos de final del Mundial. Una vez terminado el partido se produjo una trifulca entre jugadores que resultó en la expulsión de Neymar, la gran estrella brasileña, y el colombiano Carlos Bacca.

Colombia, arropado por una amplia mayoría de aficionados, planteó un partido de máxima intensidad física, urgido tras la derrota en la jornada inicial ante Venezuela.

Brasil, también muy organizado, aceptó el reto y los primeros minutos fueron de equilibrio, con pelea y pierna fuerte en el centro del campo y escasas llegadas al área rival.

Colombia esperaba y buscaba la salida rápida y directa con James Rodríguez y Juan Cuadrado como lanzadores para los delanteros Radamel Falcao y Teófilo Gutiérrez, que suplió hoy a Carlos Bacca.

En el minuto 14, Falcao desperdició la primera ocasión al rematar desde lejos y desviado una jugada rápida del combinado amarillo. Carlos Sánchez, omnipresente en el mediocampo, probó también desde fuera del área con un fuerte disparo.

Brasil buscaba controlar la pelota y el ritmo a la espera de que surgiera algún hueco. Pese a la movilidad de Neymar, Fred, Willian y Firmino, la marca colombiana era intensa.

Colombia creó peligro a pelota parada con James y Cuadrado colocando balones peligrosos en el corazón de la defensa 'canarinha'.

Así llegó el gol en el minuto 35. Cuadrado botó desde la derecha del ataque una falta cometida sobre Falcao, la defensa de Brasil no acertó a despejar y la pelota suelta la aprovechó el zaguero Jeison Murillo para hacer explotar el Monumental de Santiago, convertido en reducto colombiano.